Fábulas de Esopo con moralejas, 365 fábulas cortas infantiles
Fábulas infantiles de Esopo cortas con moralejas, Fábulas cortas en línea con dibujos para niños y padres. La fábula es una narración literaria que tiene a  los animales como los protagonistas que representan las diversas situaciones humanas. Todas las fábulas finalizan con una enseñanza o también llamada moraleja. Dichas moralejas son las enseñanzas que el autor de la Fábula quiere transmitirnos como conclusión de su obra literaria.

Las fábulas nos dan en sus Moralejas enseñanzas prácticas a las situaciones que suceden a las personas en su día a día. Por eso es bueno leerlas y enseñar y diferenciar a los ni´ños lo bueno y lo malo que tiene la vida através de estos animalitos.

Las Mejores fábulas de Esopo con moralejas, fabulas cortas de Esopo con moraleja

Te invito a leer las Fábulas de Esopo con su moraleja

Las más leídas


  1. Fábula de animales: El ciervo, el manantial y el león con moraleja

  2. El hombre, el niño y el burro, Fábulas de Esopo para contarle a niños

Yta Liz lunes, 3 de octubre de 2016
El Lobo orgulloso de su sombra y el león, Fábula con moraleja
Una bonita fábula para contarle a tus hijos: El Lobo orgulloso de su sombra y el león. Cierto día un lobo caminaba solitario por el campo, cuando a la hora en que el sol se ponía en el horizonte se percató que su sombra se veía grande y alargada, lo cual le sorprendió y se dijo a sí mismo:

- ¿Cómo me va a asustar ese león con semejante tamaño que tengo? ¡Con treinta metros de largo, bien fácil me será convertirme en rey de todos los animales!

Y mientras el soñaba con su orgullo al ver su sombra tan grande, un feroz y poderoso león le cayó encima y empezó a devorarlo.

Fue entonces que el lobo, a punto de morir cambio de opinión, dijo:

- La presunción es causa de mi desgracia.

Moraleja de la fábula el Lobo orgulloso de su sombra y el león:


Fábula el Lobo orgulloso de su sombra y el león con moraleja

Esta fábula nos enseña que nunca valores tus virtudes por la apariencia que ven tus ojos, pues fácilmente te engañarás. Si eres muy vanidoso de lo que no tienes puedes ser fácilmente engañado. Ten presente siempre cuales son tus fortalezas y debilidades y no te dejes llevar por las apariencias ó por el que dirán de la gente. .



Espero que te haya gustado el post El Lobo orgulloso y El leon , Las Mejores Fábulas de Esopo con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz domingo, 2 de octubre de 2016
Fábula el Náufrago y el Mar, Fábulas para niños con moraleja
Una interesante fábula de Esopo: El náufrago y el mar. Luego de un naufragio apareció un náufrago muy cansado tendido a orillas de una playa. El náufrago de tanto nadar estaba muy cansado luego que su barco se hundió y luego de ponerse a salvo en la playa se durmió de la fatiga.

No tardó en despertarse y al sentarse viendo al mar azul e inmenso delante de él; le recriminó por seducir a los hombres con su apariencia tranquila para que luego, una vez que se embarcaran sobre sus aguas, se enfureciera y los hiciera perecer.

El Mar, luego de oír las cosas que decía el náufrago, tomó la forma de una mujer y le dijo:

- No es a mí a quien debes recriminar, sino a los vientos a quienes debes dirigir tus reproches, amigo mío. Porque yo soy tal como me ves ahora y son los vientos que lanzándose sobre mí de repente, me levantan y me enfurecen.

Fábula de el Naufrago y el Mar con enseñanza y moraleja

Moraleja de la fábula del Náufrago y el Mar:


Una fábula que nos hace reflexionar que nunca debemos hacer responsable de una injusticia a la persona que actúa por orden de otros, sino responsabilidad a quienes tienen autoridad sobre él. En la vida diaria muchas personas cometen actos indebidos por que otras personas los obligan a hacerlo valiéndose de las necesidades de las personas.



Espero que te haya gustado el post Fábula el Náufrago y el Mar, Fábulas para niños con moraleja , apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz
Fábula el herrero y su perro, Fábulas con moraleja
Una nueva fábula con moraleja de Esopo que no debemos dejar de leer: El herrero y su perro.. En una casa donde se funden a diario toda clase de metales, un herrero tenía como mascota un pequeño perro, muy querido por su amo y a la vez su mejor compañero.

Mientras él trabajaba martillando los metales su pequeño perro dormía plácidamente en un rincón; pero cuando el herrero dejaba todo para ir a comer, ¡Oh sorpresa! el olor de la comida hacia que el perro se despertara y meneando su cola y saltando pedía a su amo parte de su comida.

Un día su amo se acercó a su mascota que dormía y fingiendo estar tan enojado y golpeándolo suavemente con su palo, le dijo:

Fábula el herrero y su perro con moraleja

-¡Pequeño holgazán! No sé que cosa voy a hacer con usted, mientras yo martilleo en el yunque, usted duerme plácidamente en la estera; y cuando comienzo a comer después de realizar mi trabajo duro, usted se despierta y menea su cola pidiéndome comida.

¿No sabe usted que el trabajo es la fuente de cada bendición y que sólo aquellos que trabajan tienen derecho a comer?



Moraleja de la fábula del herrero y su perro,:


Un fábula que nos deja de moraleja que sin esfuerzo y sin trabajar no podemos esperar una recompensa. La famosa frase quien no trabaja, no come es más clara y precisa. No somos animalitos como la mascota del herrero que dormía y sólo despertaba para comer, somos seres humanos que gracias a nuestro trabajo podremos satisfacer todas nuestras necesidades diarias como alimentación, educación, calidad de vida, vivienda entre otras.


Espero que te haya gustado el post Fábula el El herrero y su perro, Fábulas con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz
Cuentos cortos de Navidad para niños | Cuentos infantiles
Cuentos cortos sobre Navidad para niños | Cuentos infantiles Los cuentos navideños siempren nos enseñan lo bonito que es la navidad para los niños, y contarlos a nuestros hijos es la mejor manera de seguir teniendo presente la navidad. En la noche de navidad te recomiendo contarle a los pequeños y grandes de la casa estos interesantes cuentos navideños donde Santa Claus es el protagonista y que te aseguro les gustarán:

Cuento de Navidad

Cuentos cortos de Navidad para niños

Hace muchos años, vivía en Inglaterra, un hombre llamado Scrooge, al que solo le importaba seguir aumentando cada día su inmensa fortuna.

Donde para él, no había nada que merezca la pena ser celebrado, incluso la propia Navidad le parecía una fiesta absurda.

Lo que no puede sospechar, es que su percepción de las fiestas navideñas, iba a cambiar completamente gracias a una inesperada visita.



Cuando se dirigía a cerrar su negocio, una extraña niebla aparece en su camino, apareciendo una figura humana, que lo invita a acompañarlo hasta su pasado más remoto, en el que era un niño feliz al que le encantaban estas fiestas.

Antes de que la tristeza anide en su corazón, otro nuevo fantasma, lleva al señor Scrooge hasta la casa de su humilde empleado, el cual se encuentra celebrando una pequeña cena junto a su mujer y su pequeño Tim, al que su terrible enfermedad no le impide ser un niño feliz.

Al igual que sucedió en la anterior ocasión, antes de que pudiera reflexionar sobre las imágenes que ha visto, aparece un tercer fantasma, el de las navidades futuras. Con él, recorrerán varios escenarios, entre los que puede vislumbrar su solitario entierro. Espantado ante tal cantidad de visiones, decide que es hora de darle un nuevo rumbo a su vida y comenzar a darle más importancia a la gente que le rodea.

La elección más acertada

Resumen de cuentos de Navidad infantiles

Un día de aquellos Rod y Tod, habían conseguido ganar en un sorteo, dos boletos con los que iban a poder cumplir su sueño y el de miles de niños: conocer a Santa Claus. Tras un maravilloso viaje en trineo, con el que descubrieron una gran cantidad de cosas increíbles, llegaron hasta su casa del Polo Norte.

Allí, les dejaron esperando en una enorme sala, en la que únicamente podían ver una mesa muy grande y un sillón del mismo tamaño.

Pasado un rato muy largo, la sala en la que se encontraban, se lleno de luz y color y en el gran sillón, apareció la inconfundible figura de Santa Claus.



El pequeño Tod, se lanzó a los brazos de Santa, mientras que Rod, hizo caso omiso del señor Claus, abalanzándose sobre la bicicleta de sus sueños, que estaba aparcada en un rincón de la sala.

Cuando quiso darse cuenta, Santa Claus había desaparecido, sin que le hubiera podido saludar. Desde ese día, se dio cuenta, de que hay cosas más importantes que los regalos y comenzó a realizar tantas buenas obras, que muy pronto fue conocido en toda la ciudad por su bondad.

Gracias a su cambio de actitud, en las siguientes navidades, Santa Claus se presentó en su casa para felicitarle por sus buenas acciones y premiándolo con su compañía.

Un trato con Santa Claus

Cuentos cortos de Santa Clus para niños

Julio, era un niño, al que Santa Claus, había decepcionado enormemente por no traerle todo lo que le había pedido las pasadas navidades.

Dispuesto a ponerle remedio, le envió una carta, pidiéndole explicaciones por la falta de regalos.

Tal era su disgusto, que el propio Santa Claus, decidió ir a verle y preguntarle de primera mano, el porqué de su enfado y sobretodo, para que quería tantos juguetes, si era un niño muy sociable, al que no le faltaban los amigos.



Decidieron hacer un trato, él le daría todos los juguetes que quisiera, a cambio de todos sus amigos. Algo que Julio, aceptó de buen grado.

La Navidad, llegó y Julio, tuvo todos los juguetes que quería para él solo. Aunque al principio, todo era muy divertido, al salir a la calle, nadie quería jugar con él. Al principio no era algo que le preocupara, pero cuando pasó el tiempo y todos esos juguetes se hicieron aburridos, se dio cuenta de lo mucho que echaba en falta a sus amigos.

Así que, esperó pacientemente hasta que llegaron las navidades, en las que volvió a escribir nuevamente a Santa Claus, arrepentido por haber sido tan tonto y cambiar a sus amigos por juguetes, suplicándole, que le devolviera a sus compañeros de juegos.



Espero que te haya gustado el post Cuentos cortos de Navidad para niños  apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.

Yta Liz viernes, 25 de diciembre de 2015
Fábula el Jilguero timido, Fábulas cortas con moraleja
Esta vez llegamos con una interesante fábula de Esopo: La Fábula el Jilguero timido, Fábulas de Esopo con reflexiones. Una vez había un jilguero que por más que las demás aves le deban ánimos para cantar, el jilguero se negaba a cantar, y cuando le preguntaban el porqué su negación esto les contestaba:

- No cantaré jamás, no deseo ser motivo de burlas.

Y así respondía hasta que otro día se le acercó al jilguero un perico y le dijo:

- No hay porque temer amigo jilguero, vaya a cantar y verás que nadie se burlará.

El Jilguero timido fábula con lecciones de Esopo
Pero el jilguero nada de cantar hasta que luego se le acercó una cotorra y le exclamó:

- Amigo jilguero cierta vez te oí cantar en el bosque, dime ¿Porqué no cantas ahora?


Pero el jilguero nada, no cantó así que más tarde se le acercó un ruiseñor y con gran ánimo empezó a entonar sus bellos cantos, pero al notar el desinterés del jilguero le preguntó:

- Señor jilguero, ¿que te parece si cantamos juntos?, seriamos un gran dúo!

El jilguero tímidamente le contó sus razones por las que no cantaba y luego de esto el ruiseñor le exclamó:

- Mira jilguero cantes bien o mal, es asunto tuyo pero, si no cantas ni para ti mismo, no eres jilguero ni eres nada.

Moraleja de la fábula del Lobo herido y la Oveja:


Esta fábula nos hace reflexionar que todos tenemos un don y si no la demostramos nunca las personas sabrán de nuestras habilidades que nace con uno. Si tienes miedo en demostrar esas grandiosas habilidades tanto en el canto, en la pintura, en la música, en los estudios, en el deporte, ó en cualquier materia donde tus trabajos destaquen demuéstralo sin miedos, las críticas son buenas si son constructivas pero sigue adelante demuestra lo que vales! .Quien no dice cuanto quiere, llega a viejo y tonto muere.

Espero que te haya gustado el post Fábula el Jilguero timido, Fábulas cortas con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz viernes, 23 de octubre de 2015
El Cocodrilo Mentiroso, Las Mejores Fábulas de Esopo con moraleja
Fábula de Esopo con reflexión: El Cocodrilo Mentiroso. Dos pajaritos conversaban siempre en la cima de un àrbol, de todo lo que ocurría a su alrededor.

Estos pajaritos estaban acostumbrados a ver y escuchar los engaños que hacía un cocodrilo que vivía al borde del río, el cual lloraba desconsoladamente con un pañuelo en la boca,  para pedir ayuda a otros animales que una vez que estaban cerca se los devoraba.

Es así que una tarde los pajaritos vieron que unos patitos se acercaban al cocodrilo para brindarle ayuda.

- Pobres patitos incautos que van a ayudar a este cocodrilo mentiroso sin saber sus verdaderas intenciones y que acabarán como comida del malvado cocodrilo. Una vez más el cocdrilo se ha valido de sus tretas para devorarlos sin piedad. Dijeron los pajaritos.
El Cocodrilo Mentiroso una fábula de Esopo con enseñanza
Y sucedió lo previsto los patitos cayeron en la trampa del cocodrilo y al momento de acercarse para preguntarle porque lloraba, el cocodrilo los devoró uno tras otro.

Pero lo que no contaba el cocodrilo es que un patito, se escondió y cuando el cocdrilo lo trapó le colocó un palo en el hocico, dejándolo con la boca abierta, pudiendo de esta manera ayudar que los demás patitos pudieran escaparan del interior del reptil.

- ¡Bien merecido se lo tenía este malvado cocodrilo!.  Dijeron los pajaritos.

Moraleja de la fábula de el cocodrilo mentiroso:


Esta fábula nos enseña que antes de realizar alguna buena acción debemos saber a quién vamos a brindar nuestra ayuda. Muchas personas malas estafan y se aprovechan de las personas de buen corazón que quieren ayudarles. Seamos precavidos con las personas que no conocemos para evitar que nos sorprendan aparentando una necesidad. Lágrimas de cocodrilo, se burlan con sigilo.

Espero que te haya gustado el post El Cocodrilo Mentiroso, Las Mejores Fábulas de Esopo con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz
Fábula de Esopo: La Zorra y el Cocodrilo con enseñanza
Fábulas con moraleja: La zorra y el cocodrilo. Un día de aquellos, una zorra y un cocodrilo discutían en el bosque sobre la nobleza ó alcurnia de sus antepasados. Por mucho tiempo habló el cocodrilo acerca del origen de sus ancestros, y terminó por decir que sus padres habían llegado a ser los guardianes del gimnasio.

La zorra le respondió:

- No es necesario que me lo digas mi buen amigo. Le dijo la zorra para agregar:

Fábula para niños: La Zorra y el Cocodrilo de Esopo con moraleja
- Las cualidades de tu piel demuestran muy bien que desde hace muchos años te dedicas a los ejercicios de gimnasia.

De esta manera, la astuta zorra conoció la mentira del cocodrilo y con ello podemos aprender que todo aquello que podemos ver, es imposible de ocultar con la mentira.

Moraleja de la fábula: La zorra y el cocodrilo


Hay muchas cosas que no se puede ocultar con una mentira. Recuerda siempre que hay cosas que no se pueden ocultar mintiendo a los demás. Muchas veces los hechos des­mienten a los mentirosos, decir la verdad es lo mejor que podemos hacer para que las personas nos crean y confíen en nosotros.

Espero que te haya gustado el post Fábula de Esopo: La Zorra y el Cocodrilo con enseñanza, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz miércoles, 14 de octubre de 2015
La Mujer intratable, Fábula con moraleja para la escuela
Fábulas cortas educativas para la escuela: La Mujer intratable con moraleja. Una mujer era muy malhumorada y violenta con las personas que vivían en su casa, entonces su marido, tratando de ver si trataba igual de malhumorada a los criados de su padre, la envío a su casa con una excusa cualquiera.

Al regresar la mujer luego de varios días, el marido le preguntó a su mujer diciendo:

¿Cómo te han tratado los criados de tu padre?

Y ella le respondió:
La Mujer intratable una nueva fábula de Esopo con moraleja
- Todos los pastores sólo me han mirado de reojo durante toda mi estadía.

El hombre, en respuesta, le dijo:

- Si así te miraban los pastores que salen con sus rebaños apenas sale el día y regresan al empezar la noche, ¿Cómo crees que te mirarían con quienes pasabas el día entero?


Moraleja de la fábula: La Mujer Intratable


A veces no nos damos cuenta de nuestrso defectos hasta que otra persona nos lo diga. Es más a veces pensamos que las cosas equivocadas que hacemos no van lastimar a las personas que viven con nosotros. Debemos aceptar los consejos de las demás personas si queremos cambiar y vivir en paz con todas las personas. No esperemos que otras personas extrañas nos vean como una persona con problemas. A veces, los pequeñas detalles nos revelan grandes cosas y nos pueden mostrar algunos secretos ocultos.

Espero que te haya gustado el post La Mujer intratable, Fábula con moraleja para la escuela, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz jueves, 8 de octubre de 2015
El lobo herido y la oveja, Fábulas de Esopo con moraleja
Una fábula de Esopo para reflexionar: El lobo herido y la oveja, fábulas con lecciones para la vida. Un día, un lobo herido descansaba en el suelo luego de ser mordido por una jauría de perros. Como no podía moverse para conseguir su propia comida por las heridas, le imploró con amabilidad a una oveja que pasaba por ahí que le llevara un poco de agua para beber:

- Estimada oveja, por favor tráigame algo de agua para beber que después yo me encargaré de mi propia comida.

La oveja luego de escucharle decir tal propuesta al lobo con cautela le respondió:

El lobo herido y la oveja fábula con moraleja de Esopo
- Si le cumplo aquel favor, y me acerco con su pedido estoy más que segura de que yo seré su próxima cena.

Moraleja de la fábula del Lobo herido y la Oveja:


Esta fábula nos enseña que debemos ser precavidos en la vida diaria. Existen personas que andan por el mal camino buscando engañar con sus actos a las personas incautas. Diferenciemos las propuestas buenas de las malas y el fin que trae cada una de ellas. No dejes de ser precavido ante cualquier propuesta de personas malas ya que las consecuencias siempre son funestas.

Espero que te haya gustado el post El lobo herido y la oveja, Fábulas de Esopo con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz miércoles, 7 de octubre de 2015
El hombre, el niño y el burro, Fábulas de Esopo para contarle a niños
Fábula cortas de Esopo para contarle a niños: El hombre, el niño y el burro con moraleja. Un día un hombre y su hijo iban caminando junto a su burro rumbo al mercado, y de pronto una persona que pasaba por su lado se les acercó y les dijo:

- No sean tontos ¿Para qué es un burro sino para montarse?

Así que el hombre sin pensarlo puso de inmediato al niño sobre el burro y siguieron su camino, cuando de pronto pasó un grupo de hombres que pasaba al lado del camino le dijeron:

- Mira que niño tan perezoso, él viajando tranquilo mientras que su padre caminando.
Una nueva fábula de Esopo: el hombre, el niño y el burro con moraleja
Luego de esto el padre bajó al niño y se montó sobre el burro, pero una vez que habían llegado al pueblo, dos mujeres que pasaban le dijeron:

- Debe darle vergüenza a ese hombre estar montado en el burro y su pobre hijo caminando.

Entonces el hombre cargó de a su hijo y juntos montaron sobre el Burro, pero otra gente que los miraba mientras pasaban le dijo:

- ¿No les da pena ponerle tanto peso al pobre burro?.

Nuevamente el hombre y el niño se bajaron y tomaron un palo donde ataron y colgaron al burro de las patas, para llevarlo por el camino. Al verlos pasar todas las personas que los veían se reían a carcajadas. Sin embargo al llegar a un puente el burro incómodo al estar amarrado de cabeza trató de sacudirse y por la fuerza se les cayó al agua. Tanto así que el burro al tener los pies amarrados, se ahogó.

Moraleja de la fábula de el hombre, el niño y el burro:


No nos dejemos llevar por lo que dice la gente. Seamos auténticos, sino toda la vida vamos a estar pendientes de lo que las personas digan. Si tenemos errores ó aciertos uno mismo se va a dar cuenta y lo va a resolver, no se necesita que otras personas nos lo digan ni hacer caso de sus soluciones. No intentemos complacer a toda la gente, porque así nunca podrás complacer a nadie.

Espero que te haya gustado el post El hombre, el niño y el burro, Fábulas de Esopo para contarle a niños, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz sábado, 4 de julio de 2015
Las Ranas pidiendo Rey, Fábulas con moraleja de Esopo
Fábula con moraleja de las Ranas pidiendo Rey, fábulas con valores para niños y niñas de primaria. Un día las Ranas cansadas del propio desorden y anarquía en donde ellas vivían, mandaron una delegación hacia el Dios Zeus para que les enviara un Rey.

Zeus, les repondió su pedido y este, les envió un grueso y grande leño a su charca.

Asustadas las Ranas por tan fuerte ruido que hizo el leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron.

Hasta que por fin, viendo que el leño no se movía más, fueron saliendo con un poco de temor a la superficie y dada la quietud que predominaba, empezaron a sentir tan grande desprecio por el nuevo Rey, que saltaba sobre él y se le sentaba encima, burlándose sin descanso.
Fábula de las ranas pidiendo rey con moraleja y valores
- ¡Miren que tonto es este rey que no se mueve!
- Es un inútil - gritaban otras ranas
- ¡Queremos otro rey! – decían todas a coro
- Este no puede darnos órdenes - se quejaban

Y así pues las Ranas, sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron donde Zeus, pidiéndole otra vez que les cambiara al Rey, pues éste era demasiado tranquilo.

Indignado entonces Zeus, les mandó una activa serpiente de agua que, una a una, las atrapó y devoró a todas sin compasión.

Moraleja de la fábula las Ranas pidiendo Rey:


A veces nos equivocamos en elegir a nuestros gobernantes dejándonos llevar por ofrecimientos que una vez en el cargo no se cumplirán. Debemos pensar bien e investigar sus virtudes y valores de nuestro futuro representante. A veces queremos cambios en nuestra sociedad y de no elegir bien a nuestros gobernantes podemos caer en la tiranía y la dictadura que nada bueno hará en nuestra ciudad ó país. Dios a cada pueblo ofrece el gobierno que merece.


Espero que te haya gustado el post Las Ranas pidiendo Rey, Fábulas con moraleja de Esopo apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Si tienes una fábula favorita que todavía no hemos publicado en el blog, escríbenos en un comentario y nosotros estaremos felices de publicarla.

Yta Liz viernes, 26 de junio de 2015
El León y el Asno, Fábula para niños con enseñanza
Fábula con enseñanza el Joven y el Escorpión con enseñanza, fábulas cortas con moraleja. Una día un hambriento León invitó a un Asno a cazar juntos. Para eso una vez reunidos, el león le dijo:

- Anda escóndete en la selva amigo Asno y rebuzna muy fuerte todo lo que tu puedas.

Luego de ordenarle el León comenzó a observar el panorama cuidadosamente para luego decirle:

- Yo me esconderé en aquel boquete de salida. Cuando los animales estén asustados por tu rebuzno, todos ellos asustados de tu estrépito, huirán hacia allí y yo los iré cazando uno tras uno.

Tras esto, ambos pusieron en práctica lo acordado.

Fábula el León y el Asno con moraleja
Al pasar el rato, la treta funcionó muy bien para el León, tanto así que el rey de la selva estaba lleno de comer tantas presas. Es entonces que le dice al Asno que saliera de su escondite.

- ¿Que tal lo hice amigo León? , le preguntó el asno con cierto orgullo.

- Muy buen trabajo amigo Asno, No pudiste hacerlo mejor - le respondió el León.

Luego el rey de la selva agregó:

-Ni yo mismo hubiera tenido tanto susto de no saber que eras un pobre Asno."

Moraleja de la fábula del León y el Asno:


Debemos ser prudentes y saber de donde vienen los comentarios ó noticias falsas a nuestros oídos. No debemos ser ingenuos y caer en la trampa de cualquier comentario que genere miedo, alarma y temor sin saber con certeza quién lo dice y si es cierto dicha noticia. El miedo no te llega, si sabes de dónde viene.


Espero que te haya gustado el post El León y el Asno, Fábula para niños con enseñanza apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz jueves, 25 de junio de 2015
La Zorra y el Gallo: Fábulas cortas con moraleja
Fábula de Esopo: la Zorra y el Gallo con moraleja, fábulas infantiles con lecciones. Había en el campo una zorra con mucho hambre que quería desayunar a un delicioso y hermoso gallo que habia visto cantando elegantemente en un árbol. Para lo cual la zorra le dijo con mucho entusiasmo:

- ¡Querido amigo gallo, tengo una gran noticia que darte a ti!.

El Gallo sorprendido le preguntó:

- ¿Así?, y dime amiga zorra, ¿Cuál es esa gran noticia que me traes? . A lo que la astuta zorra le respondió:

- Pues que todas las zorras han firmado la paz con las aves de corral. Por lo tanto, ya no estaremos en guerra -

La Zorra y el Gallo con moraleja de Esopo
- ¡Baja tan rápido como puedas mi amigo, para darte un fuerte abrazo y de esa forma poder tambien celebrar nuestra amistad de nuevo!.

El gallo inteligentemente le respondió:

- ¡Oh! que bueno que me des una de las mejores noticias, esta paz que tanto buscabamos y escucharlas de tu propia boca debe de ser cierto lo que me cuentas-

- Pero mira por allá que veo dos perros venir a toda carrera, tal vez a darte la misma noticia mi amiga zorra.

De pronto, al oír esto la zorra, se escapó con el rabo entre las piernas asustada de los supuestos perros diciéndole al gallo:

- Bueno mi querido amigo gallo hasta otro dia, tengo tanta prisa ya que la celebración será en otro momento !.

La zorra siguió corriendo con mucha pena y hambre por no haber conseguido su presa, mientras que el gallo se quedó tranquilo encima del árbol resultándole un auténtico placer haber conseguido engañar a quien engaña y a su vez le cantaba desde el árbol su:

- "¡Quiquiriquí!, ¡Cocorocó!

- "De aquí no me muevo yo".

Moraleja de la fábula de el La Zorra y el Gallo:


Siempre encontramos en el camino de la vida personas que nos quieran engañar. Estemos atentos a sus palabras confirmando con familiares y amigos si es cierto ò falso las noticias que nos dicen. Descartemos las noticias que tratan de perjudicarnos acudiendo siempre a nuestra astucia para poderlas reconocer.

Espero que te haya gustado el post La Zorra y el Gallo: Fábulas cortas con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz
Fábula el Gato y las Ratas, fábulas de Esopo con moraleja
Llegamos con una nueva fábula del Gato y las Ratas, una interesantes fábula de Esopo que nos trae una educativa moraleja. Había una casa invadida de ratas, que cuando se enteró un gato, se fué para este lugar para devorarse a las ratas una y tras otra.

Entonces las ratas, viendo que siempre eran cazadas, decidieron guardarse en sus agujeros y no salir para nada.

No pudiendo el gato alcanzarlas ya que las ratas estaban siempre en sus agujeros, ideó una trampa para que salieran. Trepó a lo alto de una viga, y colgado de ella se hizo el muerto. Pero una de las ratas que no era tan tonta se asomó, lo vió y le dijo:

- ¡ Oye amiguito gato, aunque fueras un saco de harina, no me acercaría a tí !

Y el pobre gato se bajo de donde estaba colgado y derrotado por no seguir comiendo a las ratas se fue muy triste de la casa.

Fábula el Gato y las Ratas, fábulas de animales con moraleja

Moraleja de la Fábula del Gato y las Ratas:



Las personas malas buscan siempre la mejor trampa para engañarnos, uno debe darse cuenta de las malas intenciones de las personas conociendo sus antecedentes. Evita en lo posible aceptar las ofertas que te ofrecen el oro y el moro cuando en realidad es una trampa para que te engañen. Demostremos ser inteligentes no haciendo caso a personas de dudosa reputación que lo único que buscan es hacerte daño. 

Espero estimados lectores que te haya gustado la Fábula del Gato y las Ratas, fábulas de Esopo con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.

Yta Liz lunes, 22 de junio de 2015
Fábula el Joven y el Escorpión, Fábulas con moraleja educativa
Fábula educativa el Joven y el Escorpión con enseñanza, fábulas cortas para niños. Cierto dia un joven andaba por el bosque cazando saltamontes. Ya había capturado un buen número de ellos pero no estaba contento con ello quería más, es así que casi toma por equivocación a un escorpión.

- El joven se llevó un gran susto con el escorpión casi en sus manos, que mostrándole su ponzoña le dijo:

- Si tú me hubieras tocado, me hubieras perdido, pero tú también a todos tus saltamontes.
Fábula el Joven y el Escorpión con moraleja
Moraleja de la fábula del Joven y el Escorpión:


Esta fábula nos enseña que a veces la ambición nos lleva a veces a perder todo lo conseguido con mucho esfuerzo. Ser precavidos y no dejarnos llevar por la abundancia, es lo que podemos rescatar de esta fabulosa fábula. En los diferentes momentos de nuestra vida diaria debemos darnos a cuenta en que estamos fallando para no terminar equivocándonos. A veces nos dejamos llevar por la avaricia lo que con el tiempo lo único que nos va a traer son problemas. Cuando hayas hecho un capital con tu trabajo, cuida de no perderlo por tratar de tomar lo que no debes".


Espero que te haya gustado el post Fábula el Joven y el Escorpión, Fábulas con moraleja educativa apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz viernes, 19 de junio de 2015
Fábula de animales: El ciervo, el manantial y el león con moraleja
Hoy tenemos una bonita fábula de animales: el Ciervo, el Manantial y el León una fàbula con moraleja de Esopo para chicos y grandes. En un dia con mucho sol un ciervo se encontraba agobiado y con mucha sed, cuando vió a lo lejos un hermoso manantial. Después de beber tanta agua y calmada la sed, el ciervo levantó la cabeza y vio en el agua el precioso reflejo de su cabeza.

Entonces contemplando su hermosa cornamenta, grande y robusta el ciervo se sintió tan orgulloso por aquel atributo que tanta admiración ocasionaba entre el resto de los animales, pero a la vez se quedó tan afligido por sus piernas delgadas y delicadas.

- ¡ Qué extraordinaria y atractiva es mi cornamenta! – exclamaba lleno de orgullo por aquel adorno que la naturaleza le había obsequiado.
Fábula de Esopo el ciervo, el manantial y el león
-  ¡Ójala tuviera unas patas tan maravillosas como mi cornamenta! se recriminó.


Preocupado aún por estos pensamientos, se apareció un león que comenzó a perseguirlo, pero él echó a correr tán rapido como pudo y le ganó gran distancia en muy poco tiempo, pues la fuerza de los ciervos está en sus piernas y la del león en su corazón.

Mientras el campo fue llano en la huída, el ciervo guardó la distancia que le salvaba; pero al entrar en el bosque sus cuernos se engancharon tan fuerte a las ramas frondosas de los árboles, no pudiendo poder escapar siendo atrapado por el león.

A punto de morir, el ciervo exclamó para sí mismo:


- ¡ Desdichado ! Mis patas, de las que renegué creyendo que me traicionaban; eran los que me salvaban, y mis cuernos, en los que puse toda mi confianza, son las que ahora me traicionan ¡ que ironia !

Moraleja de la fábula El ciervo, el manantial y el león:

Esta interesante fàbula nos enseña muchas lecciones que debemos tener en cuenta. En lo físico no debemos dejarnos llevar por la vanidad. Dios sabe por que nos regalo la vida y el cuerpo que tenemos. Saber utilizar cada parte e nuestro cuerpo es lo más maravilloso que podemos hacer. Muchas personas discapacitadas tienen un Don que las hace fuertes y bellas ante la sociedad.  Otra lección es tomar importancia a todas las personas sin importar su condición física, ya que tarde o temprano ellos nos darán la mano en los problemas, mientras que los que dicen ser nuestros mejores amigos se irán apenas tengas alguna necesidad. A veces puedes encontrar ayuda en los lugares menos esperados o recibirla de donde jamás te pudiste imaginar.


Espero que te haya gustado el post Fábula de animales: El ciervo, el manantial y el león con moraleja apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz jueves, 18 de junio de 2015
Fábula para niños: El Toro y las Cabras con moraleja
Fábula con enseñanza el Toro y las Cabras con reflexiones, fábulas educativas para chicos y grandes. Un día en una verde pradera, habia un Toro y Tres Cabras que jugaban muy contentos. Al pasar de los días, ellos se hicieron muy buenos amigos.

A lo lejos habia un Perro vagabundo que los estaba observaba mientras jugaban pero a la vez, este no comprendía el porque que estaban juntos aquellos animales.

Luego, se dijo asi mismo:

- ¿Pero que hace un Toro grande y tan fuerte conviviendo con aquellas Cabras flacas y feitas? -

Al otro dia, mientras el Toro se encontraba solo, el Perro se acercó a él para decirle:

Fábula el Toro y las Cabras con enseñanza
- Amigo Toro tú que eres tan fuerte, ¿Qué haces al lado de aquellas flacas y escualidas Cabras?. ¿No te das cuenta de que los demás animales te creerán que eres un Toro débil.

El Toro pensativo, reflexionó sobre lo dicho por el Perro y temeroso del qué dirán los demás animales, se fué alejando de sus amigas las Cabras.

Pero un día estando solo recordó a sus amigas las cabras, pensativo el Toro se dijo:

- Ellas eran buenas conmigo y también se divertían mucho conmigo. ¿Por qué tengo yo que alejarme de ellas y le hice caso a un Perro vagabundo a quien no conozco?-

Tras pensar esto, el Toro salió en busca de sus amigas las cabras para pedirles perdón por abandonarlas, y les prometió una gran y tan bonita amistad eterna.

Moraleja de la fábula el Toro y las Cabras:


Muchas veces conocemos a personas que por envidia tratan de separarnos de amistades que conocemos años. No debemos dejarnos llevar por el que dirán de la gente si entablamos a amistad con una persona que no tenga la misma condición económica que uno, ó por que no tiene el mismo color de piel de uno ó por que sigue otra religión distinta a la nuestra. Estas cosas no deben ser motivos ó barreras para terminar con personas que conoces de tiempo y que siempre te han brindado sin condiciones una sincera amistad. A la amistad la aleja quien con envidia aconseja.


Espero que te haya gustado el post Fábula para niños: El Toro y las Cabras con moraleja apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz miércoles, 17 de junio de 2015
Los Caminantes, Fábulas educativas de Esopo para niños
La Fábula de los Caminantes con moraleja, fábulas con valores para niños. Dos caminantes marchaban muy alegres hacía su trabajo, cuando de pronto uno de ellos halló un bolso de dinero.

- ¡Qué buena suerte hemos tenido! , exclamó su compañero.

- ¿Hemos? - Sólo yo soy el afortunado, porque yo lo encontré.

Con semejante advertencia el otro amigo se quedó en silencio y comprendió que estaba fuera de el hallazgo. Así que de nuevo siguieron caminando por el camino, cuando de pronto vieron no muy lejos a un trío de ladrones.

Fábula los Caminantes con moraleja de Esopo
- ¡Oh no! estamos perdidos - gritó el afortunado caminante que había encontrado el bolso de monedas al presentir la desgraciada suerte que les esperaba.

-¿Perdidos? - repuso con sorna el amigo.

- Solo tú estás perdido, ya que nadie más que tu ha hecho el gran hallazgo - Respondió el otro amigo.

En efecto, los ladrones se les acercaron a los dos y uno a uno fueron revisados y al hallar al dueño del hallazgo le quitaron todo el dinero no sin antes dejando malherido de una paliza.


Moraleja de la fábula de los Caminantes:


Muchas veces cuando trabajamos en equipo no falta la persona que espera ser la única reconocida. Si trabajamos en grupo todos los logros deben ser compartidos entre todos sin distinción. No sólo las cosas buenas deben ser compartidas si no también las errores que tengamos para su rápida solución. Recuerda que de los errores uno aprende. Quien sólo saborea la miel, sólo probará la hiel. 

Espero que te haya gustado el post Los Caminantes, Fábulas educativas de Esopo para niños apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

Yta Liz viernes, 12 de junio de 2015