La Hormiga y el Grano de Trigo | Fábulas para Niños

Fábula la hormiga y el grano de trigo con moraleja, fábulas de Esopo. Cierto día una hormiga se encontró un grano de trigo en un campo recién cortado, ella como toda laboriosa hormiga se lo cargó al hombro para llevarlo a su hormiguero a pesar de que el peso y tamaño que te tenía. Fué depués de un rato que la hormiga empezó a tambalearse por el peso que llevaba encima. Es en ese momento que el grano de trigo le dijo:

–¿Por qué no me dejas aquí? Soy mucho más grande que tú y no puedes cargarme.

La hormiga sorprendida le contestó:

– Si te dejo aquí llegaré sin provisiones al hormiguero. Debes saber que somos muchas y necesitamos cantidades enormes de alimento.

La hormiga y el grano de trigo para niños con moraleja

Todas debemos transportar el grano en un depósito para el invierno, y así cuando llegara el frío podrían disponer de alimentos para todas.

– Pero yo no estoy hecho para ser comido. Soy una semilla y mi destino es crecer como planta. Puedo ser más útil para el hormiguero si me dejas aquí.

– Lo siento, pero no puedo hacer eso - replicó la hormiga para añadir: Estoy muy retrasada, y también cansada.



Mis compañeras me están esperando y no quiero tener problemas de ninguna clase –contestó la hormiga con impaciencia.


–Te propongo que hagamos un trato – le dijo el grano de trigo, en tono risueño. Toma atención, y verás que es una interesante propuesta.

– ¿De qué se trata? – preguntó la hormiga, dejando al grano de trigo en el suelo y deteniéndose para descansar un poco.

El grano de trigo le dijo: – Si me dejas aquí, en este surco, y permites que la lluvia me integre a la tierra, en la próxima cosecha tus compañeras podrán venir y encontrar cien granos de trigo como yo.

La hormiga meditó un buen rato antes de contestar.

- Está bien – dijo la hormiga, sería injusta contigo si no te doy la oportunidad de demostrarme de lo que eres capaz.

Sólo me gustaría saber cómo lo harás. – Es un misterio – respondió con seriedad el grano de trigo.

– Cuando llegó el tiempo de la nueva cosecha, la hormiga y sus compañeras regresaron al sitio donde había sido plantada la semilla de trigo y comprobaron con alegría que éste grano de trigo había cumplido con su promesa.

Moraleja de la Fábula la hormiga y el grano de trigo :

Muchas veces ser precavidos para los tiempos difíciles no lo es todo. Debemos aprender no sólo a comprar ni llenarnos de cosas sino ver que podemos hacer para que cada año el trabajo ó emprendimiento que tengamos siga siendo nuestra fuente de ingresos y progreso.


Espero que te haya gustado el post La hormiga y el grano de trigo | 365 Fábulas para Niños apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.     

1 comentario

  1. porque cuando termine un cuento no le ponen preguntas

    ResponderEliminar