La Liebre y la Tortuga, Fábula corta para niños de Esopo

La Fábula de la liebre y la tortuga con moraleja, fábulas para niños. Una vez en el bosque había una liebre muy vanidosa, que se burlaba de las patas cortas y de la lentitud que tenía al caminar una tortuga. Al ver la tortuga que se burlaba de ella le respondió desafiante a la liebre diciendo:

- Puede que seas muy veloz como el viento amiga liebre, pero, estoy más que segura poderte ganar una carrera. Sentenció la tortuga.

- ¿A mí? Preguntó asombrada la liebre.
La liebre y la tortuga fabula para niños con moraleja de Esopo
- Sí, a ti, dijo nuevamente la tortuga. Pongamos nuestras apuestas y veamos quién gana la carrera.

La liebre, al verse sorprendida por tamaña respuesta, aceptó el reto sin dudarlo, ella estaba muy segura de que ganaría a la Tortuga. Luego del trato ambos propusieron a que una zorra, señale el camino y la meta para la carrera. Llegado el momento de la carrera, ambos a la cuenta de tres iniciaron esta desigual carrera.

La tortuga no dejaba de caminar y caminar, tranquila siempre a paso lento hasta llegar a la meta, en cambio la liebre, burlándose de se su rival corrió tan rápido que dejó en muy poco tiempo a la tortuga relegada en la carrera. La Liebre que le había sacado amplia ventaja a la tortuga que venía lenta por el camino, confiada decidió a mitad de la carrera tomar una siesta al borde del camino verde y lleno de flores, dispusiéndose a descansar antes de concluir la carrera.

Es entonces que la liebre se quedó dormida y cuando despertó se dió cuenta que la tortuga que la había dejado bien lejos de la meta, ahora estaba a pocos pasos de llegar a la final. Es entonces que en la desesperación la liebre comienza a correr desesperada tratando de pasar a la tortuga y llegar a la meta, lo cual no consiguió ya que la tortuga había llegado muy tranquila a la final ganando la carrera!

Moraleja de la Fábula de la liebre y la tortuga:

Con mucha constancia y paciencia en lo que nos proponemos, lograremos siempre el éxito. Tampoco no subestimes ni te burles de las personas por más defectos físicos que tengan ellas pueden superarte en otros aspectos. Recuerda que nuestro orgullo y vanidad por nosotros mismos puede ser un obstáculo para poder lograr nuestras propias metas.


Espero que te haya gustado el post La liebre y la tortuga, Fábula corta para niños apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.

22 comentarios

  1. Es muy bueno ademas me ayudo
    a hacer una tarea

    ResponderEliminar
  2. creo que me gusto ese chico Juancho mendoza

    ResponderEliminar
  3. me en canto la la fabula aunque me aburrio UN poco la fabula

    ResponderEliminar
  4. www.365fabulasparaninos25 de septiembre de 2014, 12:39

    Hola y gracias a todos por sus comentarios !

    Seguiremos publicando más fábulas con buenos consejos para todos ustedes cada día !

    Los Editores

    ResponderEliminar
  5. mmmmjjjj es muy buena

    ResponderEliminar
  6. por favor deben corregir este error:Es entonces que la liebre se quedó dormida y cuando despertó se dió cuenta que la tortuga que la había dejado bien lejos de la meta, ahora estaba a pocos pasos de llegar a la funal. Es entonces que en la desesperación la liebre comienza a correr desesperada tratando de pasar a la tortuga y llegar a la meta, lo cual no consiguió ya que la tortuga había llegado muy tranquila a la final ganando la carrera!


    Es final no funal gracias

    ResponderEliminar
  7. linda la fabula pues la moraleja indica que Con mucha constancia y paciencia en lo que nos proponemos, lograremos siempre el éxito. Tampoco no subestimes ni te burles de las personas por más defectos físicos que tengan ellas pueden superarte en otros aspectos. Recuerda que nuestro orgullo y vanidad por nosotros mismos puede ser un obstáculo para poder lograr nuestras propias metas.

    ResponderEliminar
  8. me gusto muchisimo tontos

    ResponderEliminar