Fábula El Cazador y La Perdiz, Fábulas cortas con Moraleja

La Fábula del Cazador y la Perdiz con moraleja, fábulas infantiles cortas de Samaniego. Era de mañana en el bosque cuando un cazador recibió una sorpresiva visita y al no saber que invitarle de almorzar, salió en busca de las perdices que había atrapado. Es así cuando el cazador sostenía de la red a la perdiz, la pobre ave con palabras suplicantes, le dijo:

– Se lo ruego tan buen hombre, no me mate! 

- Yo le prometo que alzaré mi vuelo por estos campos y le traeré con engaños, juntaré a mis amigas en bandadas, que guiaré a tus redes, engañadas, y tendrás, sin costarte dos ochavos, doce perdices como doce pavos.

Fábula de Samaniego el León y el Jabalí, fabulas cortas con moraleja

A lo que el cazador replicó:

–Ya ¡Calléte, ave mentirosa! 
– Lo que tu quieres es salvar tu vida engañando a tus compañeras, por eso con tu comportamiento y tu conversación es una razón más para sacrificarte, puesto que tu no perdonas ni a tus semejantes. 

Y dicho esto, la sacó de la red y le torció el pescuezo.

 Moraleja de la fábula del Cazador y la Perdiz,:

En la vida nunca debemos traicionar la confianza que nos tienen nuestros familiares y amigos. Engañarlos para librarnos de algún problema es lo más detestable que puedes hacer. Conserva esa confianza que te tienen tus familiares, y si necesitas ayuda urgente cuéntales la verdad que ellos te entenderán y tratarán de ayudarte de la mejor manera. No impliques a personas que no tiene nada que ver con tus problemas, piensa en ellos, en sus familias y afronta con valentía los obstáculos que la vida te pone.




Espero que te haya gustado el post Fábula El Cazador y La Perdiz, Fábulas cortas con Moraleja apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.

No hay comentarios