La Lámpara, Fábulas cortas con moraleja de Esopo para niños

La Fábula de la Lámpara con moraleja, fábulas con lecciones para chicos y grandes. Había una lámpara llena de aceite que irradiaba una luz muy luminosa en toda una habitación. La lámpara presumiendo de ser más brillante que el sol y la luna, se sorprendió que un fuerte viento entrara por la ventana y lo apagara súbitamente. Entonces el dueño de la lámpara volvió a encenderla diciéndole:

-Ilumina, lámpara, pero no te compares y cállate que el resplandor de los astros nunca se eclipsa tan fácilmente como el tuyo.

La Lámpara con moraleja de Esopo

Moraleja de la fábula de La Lámpara:

Nunca dejemos que la fama se nos suba a la cabeza. Siéntete orgulloso de las cosas buenas que realizas pero no te compares a otros, que con mucho esfuerzo, años y sacrificio lograron y destacaron con una brillante carrera en sus vidas. El orgullo opaca lo bueno que tenemos, brillemos con luz propia demostrándo con esfuerzo y perseverancia nuestras virtudes antes los demás.




Espero que te haya gustado el post La Lámpara, Fábulas cortas con moraleja de Esopo para niños apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

1 comentario