El Ratón del Campo y el Ratón de la Ciudad, Fábulas cortas de Esopo para niños

La Fábula del Ratón del Campo y el Ratón de la Ciudad con moraleja, fábulas cortas fabula muy entretenida para los niños y los padres. Habia un ratón campesino que tenía por compañero a otro de la ciudad, al cual invitó para que fuera a comer a su casa en el campo. Este pobre raton sólo le ofreció para comer nada más que granos y yerbas, a lo que el ratón de la ciudad, acostumbrado a comer comidas más refinadas, no le gustó y le empezó a contar lo bien que en la ciudad se comía:

- ¿Sabes compañero tu llevas una vida de hormiga? En cambio yo poseo bienes en abundancia. Ven a la ciudad conmigo y todas las comidas a tu disposición tendrás.

Así que ambos partieron para la ciudad. Una vez en su casa el ratón de la ciudad le mostró a su amigo una gran despensa que tenía toda las variedad de comida donde resaltaba el trigo y las legumbres, higos y queso, frutas y miel.

La Ratón del Campo y el Ratón de la Ciudad fábula con moraleja de Esopo

Asombrado el ratón campesino, bendecía a su amigo de todo corazón y renegaba de su suerte.

Preparados para ya darse un festín, un hombre abrió de pronto la puerta. Asustados por el ruido los dos ratones se lanzaron con mucho temor a los agujeros.

Volvieron nuevamente cuando se fué el hombre a buscar higos secos, pero otras persona llegarón al lugar, y al verla, los dos amigos se precipitaron nuevamente en una rendija para esconderse.

En aquel entonces el ratón de los campos, se olvido de su hambre, dio un suspiró y le dijo al ratón de la ciudad:

- Adiós amigo - Terminemos el banquete - Veo que comes mucho y que estás muy satisfecho; pero es al precio de mil peligros y constantes temores.



- Yo, en cambio, soy un ratón pobre y vivo comiendo la cebada y el trigo, pero sin miedos ni temor hacia nada, ¡Poco vale el placer cuando el temor lo amarga !

Moraleja de la fábula de el Ratón del Campo y el Ratón de la Ciudad:

Esta fábula nos enseña que no debemos dejarnos llevar por personas que nos ofrecen supuestas mejoras ó riquezas en otro lugar. Trabajando y estudiando podemos lograr muchas cosas con nuestro propio esfuerzo sin pasar por apuros ó peligros para lograrlo. Los lujos que otras personas puedan tener son fruto de su esfuerzo, pero hay otras personas que lograron esos grandes bienes ó lujos haciendo cosas fuera de la Ley, lo cual es peligroso para una persona que se deja llevar por las apariencias y le acepta ser su amigo. La paz que encuentras en tu casa con lo poco que tienes no se puede comparar con vivir rodeado de bienes, que pueden causarte si no lo sabes manejar muchas desdicha.


Entradas relacionadas: Fábula de Esopo el ratón campesino y el rico cortesano con moraleja de Esopo, cuento del ratón del campo y el cortesano, que significa la fábula del ratón de la ciudad y el ratón cortesano, la mejor fábula del ratón del campo y el ratón de la ciudad con moraleja, fábulas para niños del ratón de la ciudad y el ratón del campo con moraleja, fábula para educar a los niños, fabulas cortas para niños de primaria, cuál es la moraleja de la fábula del ratón del campo y el ratón cortesano de Esopo, las mejores lecciones de fábulas para niños y niñas 2014.

Espero que te haya gustado el post El Ratón del Campo y el Ratón de la Ciudad, Fábulas cortas de Esopo para niños apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario.

5 comentarios