El lobo herido y la oveja, Fábulas de Esopo con moraleja

Una fábula de Esopo para reflexionar: El lobo herido y la oveja, fábulas con lecciones para la vida. Un día, un lobo herido descansaba en el suelo luego de ser mordido por una jauría de perros. Como no podía moverse para conseguir su propia comida por las heridas, le imploró con amabilidad a una oveja que pasaba por ahí que le llevara un poco de agua para beber:

- Estimada oveja, por favor tráigame algo de agua para beber que después yo me encargaré de mi propia comida.

La oveja luego de escucharle decir tal propuesta al lobo con cautela le respondió:

El lobo herido y la oveja fábula con moraleja de Esopo
- Si le cumplo aquel favor, y me acerco con su pedido estoy más que segura de que yo seré su próxima cena.

Moraleja de la fábula del Lobo herido y la Oveja:


Esta fábula nos enseña que debemos ser precavidos en la vida diaria. Existen personas que andan por el mal camino buscando engañar con sus actos a las personas incautas. Diferenciemos las propuestas buenas de las malas y el fin que trae cada una de ellas. No dejes de ser precavido ante cualquier propuesta de personas malas ya que las consecuencias siempre son funestas.

Espero que te haya gustado el post El lobo herido y la oveja, Fábulas de Esopo con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

No hay comentarios