Fábula el herrero y su perro, Fábulas con moraleja

Una nueva fábula con moraleja de Esopo que no debemos dejar de leer: El herrero y su perro.. En una casa donde se funden a diario toda clase de metales, un herrero tenía como mascota un pequeño perro, muy querido por su amo y a la vez su mejor compañero.

Mientras él trabajaba martillando los metales su pequeño perro dormía plácidamente en un rincón; pero cuando el herrero dejaba todo para ir a comer, ¡Oh sorpresa! el olor de la comida hacia que el perro se despertara y meneando su cola y saltando pedía a su amo parte de su comida.

Un día su amo se acercó a su mascota que dormía y fingiendo estar tan enojado y golpeándolo suavemente con su palo, le dijo:

Fábula el herrero y su perro con moraleja

-¡Pequeño holgazán! No sé que cosa voy a hacer con usted, mientras yo martilleo en el yunque, usted duerme plácidamente en la estera; y cuando comienzo a comer después de realizar mi trabajo duro, usted se despierta y menea su cola pidiéndome comida.

¿No sabe usted que el trabajo es la fuente de cada bendición y que sólo aquellos que trabajan tienen derecho a comer?



Moraleja de la fábula del herrero y su perro,:


Un fábula que nos deja de moraleja que sin esfuerzo y sin trabajar no podemos esperar una recompensa. La famosa frase quien no trabaja, no come es más clara y precisa. No somos animalitos como la mascota del herrero que dormía y sólo despertaba para comer, somos seres humanos que gracias a nuestro trabajo podremos satisfacer todas nuestras necesidades diarias como alimentación, educación, calidad de vida, vivienda entre otras.


Espero que te haya gustado el post Fábula el El herrero y su perro, Fábulas con moraleja, apóyanos haciendo un click en me gusta, un tweet, ó dejando un comentario si tienes alguna fábula favorita que quisieras que la publiquemos.

1 comentario